¿QUÉ ES?

Tanto para los que lo conocen como para los que lo quieren conocer, el paracord es un tipo de cordino de material sintético (Nylon) que históricamente recordaremos, procede de las cuerdas usadas en los paracaídas en la WWII. A partir de ahí, y sin profundizar mucho más porque ya no interesa, se comercializó y ahora cualquiera puede disponer de él. Su uso actual se generaliza en actividades al aire libre (campismo, bushcraft, montañismo) para tiendas de campaña, encordado de herramientas, amarres... Ya que su polivalencia abarca desde tensar y afianzar equipo hasta el uso de sus hebras internas como auxiliar de pesca o incluso yesca.
Utilizamos concretamente Paracord 550, cuyas especificaciones son:

- Soporta 550lb (de ahí el nombre) de peso en tensión lineal equivalente a 249,4758kg
-­ Se compone de camisa (funda exterior, recubrimiento) y alma (parte interior) compuesta de 7 a 9 hilos; comprobación esta última que determina que es paracord original.    
-­ Tiene una sección de 3,97mm y un peso de 6,61g/m  

 muestra paracord

¿PARA QUÉ PARACORD?  

Pues esta es la pregunta que suponemos se hace todo el mundo y da origen a lo que ahora tiene en sus manos.
¿Para que necesito una pulsera, llavero, cinturón, correa, etc, de paracord?
Pues solo usted mismo puede responderse. ¿Nunca ha necesitado un segmento de cuerda para atar algo? ¿Nunca ha tenido que afianzar alguna carga en su vehículo? Nunca….¿qué sabemos nosotros?

Exposición de un ejemplo real y fortuito de uso:
Conduce por la carretera y ve en un arcén un perro suelto, sin dueño. Con su amor hacia los animales y con la lógica de prevenir posibles peligros (accidente automovilístico), no puede pasar de largo. Detiene el vehículo y se acerca al can. Temeroso, desconfía de usted hasta que consigue poder tocarle. Obviamente si se ha detenido es porque va a llevar al animal a un sitio seguro. ¿Pero como lo piensa transportar?
Repasa mentalmente las posibilidades y es ahí donde se percata de que tiene una pulsera con un par de metros de paracord para poder hacer algún que otro nudo y hacerle una correa con la que poder llevarle donde mejor puedan ayudarle.
¡Y  YA  ESTÁ!
Así de simple usted ha resuelto un problema con algo tan simple como una pulsera. De ahí partimos nosotros, de la necesidad de cada uno en las diferentes actividades o situaciones en las que pueda necesitar algo tan banal como una cuerda.
No pretendemos que su adquisición quede simplemente en un adorno, un abalorio estético por el que le vayan a preguntar. Anhelamos que tarde o temprano le pueda dar uso y obtenga esa satisfacción por haber podido resolver su necesidad.

Con esta mentalidad y propósitos, le deseamos el mejor provecho de esta pieza. Muchas gracias por confiar en PARAQUÉPARACORD?